aproximadamente
Publicado el 08 de abril de 2020

¿Cómo evolucionará la autonomía de los coches eléctricos en los próximos 10 años?

¿Cómo evolucionará la autonomía de los coches eléctricos en los próximos 10 años?

Los vehículos híbridos y eléctricos copan, a día de hoy, el 5% de las ventas de vehículos ligeros a nivel mundial. Para 2030 está previsto que este porcentaje se eleve hasta el 39%, según un informe de Aegon Asset Management. El escenario es alcanzable, pero a costa de superar una serie de desafíos, como la (por ahora) escasa autonomía de los coches eléctricos, que representa un freno a la expansión definitiva de este tipo de soluciones de movilidad.

Y no se trata de que los consumidores hayan dado la espalda a este medio de transporte respetuoso con el medio ambiente. Si consultamos los datos de la ACEA (European Automobile Manufacturers Association) correspondientes al tercer trimestre de 2019, comprobaremos que las ventas de vehículos eléctricos de batería (BEV) en Europa se incrementaron nada menos que un 126% con respecto al mismo periodo del año anterior. Lo que ocurre es que todavía resulta difícil para estos modelos competir en precio y prestaciones con los coches tradicionales.

Ahora bien, los últimos avances hacen pensar que la tortilla girará en los próximos 10 años. Descubre con BETWEEN qué retos deberán superar los coches eléctricos en su evolución para conseguir una mayor autonomía; y cómo serán estos vehículos en un futuro muy, muy cercano.

¿Qué autonomía tienen actualmente los coches eléctricos?

La autonomía de los coches eléctricos disponibles actualmente en el mercado se sitúa, de media, en los 200 kilómetros, aunque hay modelos que pueden completar distancias de más de 350 kilómetros con una sola carga. Por su parte, fabricantes como Tesla, Hyundai o Kia se mueven en sus diseños más exclusivos en el rango de los 400-500 kilómetros.

La evolución tecnológica para alcanzar estas cifras ha sido notable en la última década. Los ingenieros industriales especialistas en I+D han logrado que las baterías de iones de litio multipliquen por dos su autonomía sin que el peso o el tamaño se vean afectados. También han mejorado considerablemente su vida útil (número de ciclos de carga y descarga soportados), su velocidad de repostaje y su rendimiento.

No obstante, detrás de estas luces nos encontramos también con sombras. La autonomía declarada de la batería de los coches eléctricos se calcula, mediante pruebas de laboratorio, en condiciones ideales para la circulación. En la vida real, cuando las circunstancias ya no son tan favorables, esta se reduce considerablemente. Algunos ejemplos son:

  • Conducción cuesta arriba o en contra del viento.
  • Temperaturas extremas que fuerzan la actividad del sistema de climatización.
  • Baja presión de los neumáticos.
  • Velocidades elevadas.

Desafíos a la hora de incrementar la autonomía de los coches eléctricos

Incrementar la autonomía de los coches eléctricos pasa por mejorar las prestaciones de la batería, interviniendo en características como su ciclo de vida, densidad energética, capacidad, potencia y eficiencia. Todo ello sin que el precio se vuelva prohibitivo para el consumidor de clase media.

Para hacerlo posible, las investigaciones van encaminadas a sustituir el litio y el cobalto por otros materiales más baratos y fiables. A esto hay que sumar que plantearse comprar uno de estos vehículos limpios implica tener dónde cargarlo. Y esto depende de dos factores externos relacionados con el desarrollo urbanístico de los núcleos de población y con la mejora de los servicios de la red viaria:

  1. La implantación de una infraestructura de recarga apropiada, que permita repostarse a los vehículos cuando están aparcados. Esto pasa por instalar enchufes en los garajes colectivos y en los estacionamientos en las vías públicas, así como en los parkings de los centros de trabajo.
  2. La habilitación de puntos de recarga ultrarrápida para vehículos en tránsito, imprescindible para que los coches eléctricos se coloquen a la altura de los tradicionales como opción para los viajes largos.

estaciones-carga-coche-electrico-garaje

¿Cómo serán los coches eléctricos dentro de 10 años?

Las posibles aplicaciones de la automatización industrial alcanzan a empresas de todos los tamaños y sectores, aunque su visibilidad es más acusada en ámbitos como la automoción, la alimentación o la metalurgia, así como en la industria química y farmacéutica.

En los próximos 10 años, la autonomía de los coches eléctricos aumentará gracias a la aparición de nuevas baterías más seguras, longevas y con mayor capacidad. La disrupción llegará, probablemente, de la mano de las baterías en estado sólido, que triplican la densidad de energía de las de iones de litio con electrolito líquido, y cuya tecnología abre la puerta a fabricar coches más pequeños y económicos. Además, presentan menor riesgo de sobrecalentamiento.

La industria del automóvil está experimentando diferentes soluciones como zinc-aire, litio-oxígeno, litio-azufre, metal-aire o silicio para obtener baterías con una autonomía superior.

A la tendencia de electrificación del parque móvil en la próxima década se añade el desarrollo de la conducción autónoma, auspiciada por el avance del Internet de las Cosas, la Inteligencia Artificial y el machine learning.

¿Quieres aportar tu talento en esta apasionante revolución tecnológica? ¡Ven a BETWEEN! Tendrás acceso a las mejores oportunidades profesionales en el ámbito de la ingeniería industrial. ¡No esperes más y compruébalo!

 

Etiquetas: Ingeniería

Artículos Relacionados

Cobots: ¿qué son y qué papel tendrán en la industria 4.0?

El futuro es de los robots. O, mejor dicho, de los cobots. Esta peculiar especie de robots que sacan lo mejor de sí mismos en cooperación con las personas representará el 8,5% del ...

Topics: Ingeniería

Perspectivas de la impresión 3D industrial en la próxima década

El sector de la impresión 3D encara la próxima década con la vista puesta en recuperar el protagonismo perdido en los últimos años. Después de una época de sobreexpectación, a ...

Topics: Ingeniería

Aplicaciones del machine learning en el control de calidad en la industria

Ninguna industria puede permitirse, a estas alturas, dar la espalda a las ventajas que la Inteligencia Artificial (IA) y el machine learning (ML) ofrecen en cuanto a la mejora de ...

Topics: Ingeniería